Silencio y Atención.

¿Por qué nos asusta tanto el silencio?..Será que allí estamos con nosotros mismos y se nos hace insoportable?..

Algunas veces obtengo respuestas, pero las que me da son mías, diáfanas y presentes.

El problema es cuando llenamos con ruido cada instante de nuestra vida. No soportamos el silencio. No sabemos estar solos con nuestro Ser y con la relidad, ya que el silencio nos permite escuchar el sonido del mundo real.

Algunas veces, el silencio exterior se hace incómodo porque no soportamos el silencio interior. Y el silencio interior molesta porque tenemos miedo de traspasar la puerta del umbral de nuestro interior y encontar nuestro propio yo, ese que nos habla alto y claro.

Habría que replantearse porque hemos ensordecido a nuestro silencio con nuestro ruido.

¿Quién se dedica tiempo a sí mismo para conocerse?.

¿De qué estamos huyendo?..

Quizá un buen comienzo sería empezar a escuchar nuestra propia respiración, cerrar los ojos ya que nuesta vista arrastra automáticamente nuestros tímpanos y así nuestro foco de atención. Deja de lado el ruido, el rumiar mental, deja en lo que tendrias que ser o aparentar, y no lo que ya eres por naturaleza, deja el confort y las quejas , deja de vivir en piloto automático, y escucha el más ínfimo sonido de tu corazón, no pierdas el centro del foco que te habla el Ser, el amor que ahí reside. Al final, tarde o temprano en algún momento el silencio llenará todo el vacío.

El silencio habla continuamente alto y claro, palabras aladas ya olvidadas en tiempo de Cronos, aunque inmanentes en el tiempo de Kairos …..¿A dónde van las palabras?….

Vivimos en el mejor de los mundos soñados tecnológicamente, en plena era de la conexión, y realmente ..¿Tenemos algo que decirnos?.. Cuando no somos capaces de escuchar y hablar con el silencio.

Lo mismo nos pasa con la atención y los sentidos, continuamente perdemos el foco, nuestro centro….¿Habría que preguntarse a uno mismo el por qué?…Obviamente evitamos de cuestionarnos estas serie de preguntas por lo mismo que no soportamos el silencio. Aunque realmente cuando nos planteamos un por qué, iniciamos un viaje. Un viaje que nos devuelve a las coordenadas del camimo para buscar nuestro centro.

Saber decidir dónde vas a enfocar tu atención es fundamental para cambiar tu estado emocional y mental. Dejar los continuos reclamos y quejas de una vida automática.

Todos sabemos de algún lugar especial donde encontar el silencio, cada cual tiene su lugar, su imagen y su momento, lo mas importante es decidir y querer tocarlo de verdad. Yo tengo el mío, cómo cada cual el suyo.

¡¡Santo Silencio!!. Maestro de grandes maestros, que todo llena hasta el más profundo de los vacíos, compañero de viaje. Yo le llamo ¡¡Silencio de amor!!.

El aroma del recuerdo pétreo implosiona mi pecho con su canción de viento. El tiempo de Kairos no cesa, no se detiene , viaja impunemente en todas direcciones, como las hojas de los árboles que vuelan hasta el inexorable río de la vida.

Silencio de amor

El amor es trabajo productivo …permanente.

El pasado es fundamental porque es la fuente de ese amor…

El presente es imprescindible porque es la única forma de expresarlo…

El futuro es la esperanza porque es la manera de seguirlo deseando…

Para quienes aman, han amado y seguirán amando…sin pedir nada a cambio, sin presionar el amor, sin humillarlo, sin manipularlo, sin doblegarlo…

A ellos….

“Que encuentran el Amor en el más absoluto de los silencios, y lo riegan cada mañana

… Y especialmente a ti Emilio Couto, viejo amigo del Alma. Tu presencia e inolvidable recuerdo vive en cada despertar de nuestras mañanas, en los silencios y en cada púa sangrada del tallo de la Rosa para recordar su eterna fragancia.

De niño, te conocí
entre mis sueños queridos.
Por eso cuando te vi
reconocí mi destino.
Cuando pensaba que ya no iba a ser,
lo que soñara de pronto, vino
.

Tanto que yo te busqué
y tanto que no te hallaba,
que al cabo me acostumbré
a andar con tanto de nada.
Cuánto nos puede curar el amor,
cuánto renace de tu mirada.

Te conozco,
te conozco desde siempre, desde lejos
Te conozco,
te conozco como a un sueño bueno y viejo.
Es por eso que te toco y te conozco.

El lago parece mar,
el viento sirve de abrigo:
Todo se vuelve a inventar
si lo comparto contigo.
La única prisa es la del corazón
la única ofensa, tener testigos.

Te conozco,
te conozco desde siempre, desde lejos
Te conozco,
te conozco como a un sueño bueno y viejo.
Es por eso que te toco y te conozco.
Te conozco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s